Los suelos de Malacahctepec momoxco

Sobre las características de los suelos

Las características morfogenéticas de los suelos del sur de la Cuenca de México están determinadas por la complejidad litológica dada por la composición y la edad de los materiales eruptivos, así como por la influencia diferencial del clima debido a los cambios altitudinales de casi 3000 metros que presenta la zona.

Las características geomorfológicas de la zona de trabajo se concretan en tres formas, básicamente, flujos lávicos de volcanes en dirección sur-norte considerando la ubicación del lago de Xochimilco con menor altitud que la zona; domos y conos volcánicos formados en esta área (Arana, 2004)

Otros factores como las pendientes y desagües también se ven reflejados en los procesos edáficos y determinan cambios taxonómicos locales en los grupos de suelos. A causa de estos factores, los suelos se han desarrollado a partir de cenizas volcánicas que van desde los poco intemperizados (Regosoles) hasta los Andosoles e incluso suelos que han perdido características hacia otro tipo de suelos como los Cambisoles.

Los principales suelos reportados en la carta de INEGI 1975, son Andosoles húmicos y Litosoles (FAO, 1975). Otros suelos en menor proporción son los Regosoles dístricos y eútricos, Cambisoles eútricos, Feozem háplico y Fluvisoles dístricos.

Los Andosoles se han desarrollado en base a la antigüedad del material parental para el caso las cenizas volcánicas. En base a este factor existen Andosoles vítricos en cenizas más recientes (con bajo intemperismo), Andosoles húmicos en cenizas con intemperismo más pronunciado. Existen Andosoles mólicos, ócricos a partir del proceso erosivo de pérdida de horizontes superiores.

Los suelos desarrollados en la zonas de terrazas posiblemente responden a suelos con características de Andosoles húmicos, que son suelos con alto contenido de minerales amorfos como alofano, con alto contenido de materia orgánica y de textura franco-arenosas.

Algunos de los suelos de las terrazas pudieran ser considerados como Antrosoles (o Antroposoles) y Tecnosoles debido a las modificaciones humanas inducidas y la acumulación de materiales de las partes altas (arcillas, limos y arenas además de materiales más gruesos como rocas y cenizas volcánicas producto de las exhalaciones recientes de por ejemplo el Popocatepetl). Además de la acumulación de tepalcates o desechos materiales acumulados por las actividades a las que estuvieron fueron sujetos.

Es importante resaltar en estos aspectos que no han sido clasificados y que el comentario responde solo a hipótesis formuladas por el que este texto escribe.

Los Litosoles del área se forman en áreas poco consolidadas con alto grado de erosión y coluviales en pendiente muy pronunciada. Los Regosoles y Cambisoles responden en su génesis a los mismos factores de materiales no consolidados.

Por último los Fluvisoles son suelos que se forman en las zonas con influencia de materiales aluviales de ríos o cuerpos de agua en la zona.

Los suelos de Malacachtepec momoxco: Un proyecto en curso

Como se observa, falta mucho por trabajar en la identificación, taxonomía, origen y procesos de desarrollo los suelos de estas zonas de producción agrícolas que seguramente en o durante la época prehispánica rindieron una buena cantidad de alimento a los pobladores y la metrópoli en curso.
El problema es que el avance de “la mancha urbana” sobre estas áreas es inexorable y cada vez más las antiguas terrazas agrícolas son utilizadas para el desarrollo de unidades habitacionales. En este proceso se involucran definitivamente la necesidad de la población por la apropiación de un lugar de vida. Pero también se involucra el desgano y omiso caso de las autoridades en curso que nunca se han propuesto realizar estudios para un desarrollo urbano planificado, evitando con ello la eliminación del propio patrimonio cultural y natural de Malacachtepec momoxco.